Ruta_de_Carlos_VAdemás de cerezas, el Valle del Jerte es una importante zona de producción de castañas. En esta entrada os hacemos una propuesta para amantes del senderismo: la ruta de los castaños. Es un recorrido circular, de baja dificultad, que parte y regresa a la localidad de Casas del Castañar. La ruta de senderismo comprende cuatro kilómetros y medio y transcurre entre castaños centenarios y algún que otro cerezal. Es una buena opción para disfrutar de los colores del Valle del Jerte en las distintas estaciones del año, en especial, los ocres del otoño.

En la zona más alta de Casas del Castañar, junto a la Casa de Cultura, se inicia esta ruta de senderismo, que arranca en un sendero que, tras pocos metros, se convierte en camino encementado entre fincas. El camino comienza a ascender ganando altura y separándose del PR-CC 24, dejando atrás algún desvío, hasta adentrarse en la zona de castaños, donde deja de ser transitable para vehículos. En esta ruta se encuentra un primer castaño centenario, ubicado en el paraje de Condilobos.

La ruta de senderismo sigue por una estrecha senda de subida, hasta alcanzar un grupo con cinco castaños. Se continúa torciendo a la derecha por una pista, hasta observar otro ejemplar de castaño, y se llanea entre robles hasta un claro del bosque. Allí se cuentra otro castaño a cien metros de la pista.

De vuelta al camino, se avanza en descenso y se deja la pista a la altura de un panel temático, por una estrecha senda a la derecha. Se pasa junto a una fuente con una llamativa pila de granito y a los pocos metros junto al último de los castaños centenarios.

Se sale otra pista que, en descenso regresa a Casas del Castañar. Tras algunos cruces, ya en zona de cerezales, se desciende por pista, a tramos encementada, hasta alcanzar las primeras casas de Casas del Castañar, donde finaliza la ruta a unos metros del punto donde se inició.

En este enlace podéis consultar un mapa que facilita la Oficina de Turismo del Valle del Jerte para conocer mejor el trayecto de esta ruta de senderismo.

valle06Continuamos hablándoos de las rutas de senderismo que atraviesan el Valle del Jerte. En esta ocasión partimos del municipio en el que se encuentra la sede de la Denominación de Origen Protegido Cereza del Jerte, Navaconcejo, para llegar hasta el pueblo de Piornal a través de una ruta lineal, la ruta del Camino Real. Son diez kilómetros que se recorren en unas tres horas.

La ruta se toma al final del pueblo de Navaconcejo, a la derecha de la carretera, por la vía pecuaria del cordel. Se continúa dejando el margen del río siempre a la hasta pasar también el Puente del Camping, que se deja, en este caso, a la derecha. Se abandona la GR-110 para tomar el camino de Los Sotillos. Esta pista, en algunos tramos encementada, va ascendiendo dejando atrás el Valle.

Se bordea la finca de La Casería, que queda a la derecha, y se sigue por callejas entre fincas. A continuación, y siguiendo en la misma dirección, se pasa algún tramo del antiguo camino, justo antes de atravesar una ancha pista de cemento, el Carril de los Olmos.

Tras otro tramo de pista, se toma una senda con algunos tramos calzados, que pasa por un castañar justo antes de salir a la pista asfaltada del IRYDA. Se atraviesa para continuar ascendiendo entre las últimas fincas de cerezos, antes de llegar a la garganta de Bohonal.

Se vadea junto al antiguo Puente de los Molinos dejándolo a la derecha y la cascada del Calderón al otro lado. A partir de aquí, no hay más que seguir la amplia calzada del Camino de la Viña, a la sombra de los robles, hasta su final. La ruta finaliza en el pueblo de Piornal.

by

In:

Comentarios desactivados

Además de riquísimas, las cerezas han servido de inspiración a distintos autores, protagonizando títulos de conocidos libros. Ahora que nos hemos quedado sin cerezas del Jerte, por el fin de temporada de este estupendo producto, os proponemos algo de lectura para el invierno, como habíamos hecho ya en alguna entrada anterior. Sin duda, una de las historias en las que la cereza, o en este caso el cerezo y sus flores, cobran más protagonismo es el El Jardín de los cerezos, de Antón Chéjov. En esta entrada os hablamos de otros cuatro libros en los que la cereza tiene un papel protagonista o sirve como elemento ambiental.

Empezamos con un relato de Emilia Pardo Bazán titulado “Las cerezas”. El cuento relata el pecado de un cura de pueblo que no pudo resistirse a la tentadora fruta. Este cuento es uno de los más de ciento setenta cuentos escritos por la autora gallega, introductora del Naturalismo en España.

La canción de las cerezas es una novela escrita por Blanca Riestra y ganadora del VI Premio Ateneo Joven de Sevilla de Novela en 2001. Este libro está ambientado en Paris en los años 90, aunque evoca el ambiente literario de finales del siglo XIX y principios del XX. Es un relato agridulce, de aprendizaje, que cuenta la historia de una estudiante Erasmus que huye de su ciudad natal en el Norte de España al París soñado de los poetas y que tiene como tema central la búsqueda de la felicidad y el descubrimiento del amor.

Niño leyendo / gettyimages.com

Llegó el tiempo de las cerezas, escrita por Nativel Preciado y publicada en 2008, es una novela que entremezcla ficción con acontecimientos reales. El libro evoca con nostalgia el tiempo pasado, a través de su protagonista, Carlota, una actriz abrumada por el paso del tiempo y con miedo a perder la memoria, y constituye un canto a la primavera, estación cuya llegada anuncian las flores del cerezo.

La periodista nos cuenta en el libro la historia de una mujer nacida en España a medidos del siglo XX, que ha vivido las grandes tragedias históricas de este periodo: la guerra civil en España, la persecución nazi, la Siberia de Stalin o la guerra de Vietnam. Al borde de los 60, divorciada y madre de una hija, teme el abandono y la soledad, y se dedica a contemplar sus mejores recuerdos. En su camino se cruza entonces un extraño personaje, que le enseña a sostener el ánimo, abrir las ventanas y contemplar la primavera.

Terminamos con un relato infantil, Cereza guinda, publicado por Edelvives y escrito por Benjamin Lacombe. Cereza, guinda cuenta la historia de Cereza, una niña sin amigos, marginada por el grupo de clase hasta que un día su padre, dueño de una perrera, llega a casa con un perro abandonado, Guinda. Ambos se hacen inseparables hasta que un día el chico más popular de la clase de Cereza llega a su casa para recoger al perro.

  • Te proponemos una visita al Museo de la Cereza http://t.co/ohdACCkp1Q

  • RT @soprodevaje: AVANCE DE PROGRAMACIÓN: http://t.co/D1zSNDAw6Z Otoñada 2014 (Valle del Jerte) @picotadeljerte @acvsocial @La_AldabaValle …

  • RT @222margot: @ladolcegula con.las flores de @laurifolius acompañe una sopa de cerezas de @PICOTADELJERTE q me quedo de escandalo http://t…

  • Aceites, trucha y muchos vegetales. Repasamos la #gastronomía jerteña http://t.co/XHE4EIzOXt

  • Para que incorporéis a vuestro #recetario http://t.co/UwW0EnrFSn

  • Disfrutando del agua en el Valle del Jerte http://t.co/MV4suKBMz3

  • Algunos de los saltos de agua más espectaculares del Valle del Jerte. http://t.co/5MI00IoGQX

  • En bici por el Valle del Jerte. Os proponemos algunas #rutas en el blog http://t.co/4TfucYb4wh

  • Te contamos cómo se produce una de las frutas más genuinas de #Extremadura http://t.co/NelO28iicb

  • Os invitamos a contemplar algunas de las mejores vistas del Valle del Jerte http://t.co/GxTTjycEpD

  • Senderismo entre paisajes bañados por el agua del río Jerte http://t.co/uBC2xV59SF

  • 3 pueblos con mucho encanto: Barrado, Cabrero, Casas del Castañar http://t.co/FBnUC4v2bj

  • Os hablamos en el blog de uno de los paisajes más espectaculares del Valle del Jerte: La Garganta de los Infiernos http://t.co/9D3VVSzmDG

  • La Picota del Jerte: un cultivo artesanal http://t.co/POhztVskmW

  • Otra manera de disfrutar del Valle del Jerte. Rutas a caballo http://t.co/YTICsKYSTP

  • Uno de los tratamientos de belleza que se realizan en el Valle del Jerte aprovechando las propiedades de la cereza http://t.co/QzUBL3sVNf

  • 5 pistas para reconocer la autética Picota del Jerte http://t.co/HqVLRuHUDh

  • ¿Sabías que puedes encontrar una referencia a las cerezas tipo picota en el libro 'Cincuenta sombras más oscuras'? http://t.co/gucsTMY8LT

  • Continuamos invitándoos a conocer el #Valledeljerte http://t.co/bMNU7tTDbz

  • Algunos de los mejores productos extremeños http://t.co/soLhjrNPpA #Extremadura